Sobre una saga de fotógrafos: los Ibáñez.

sábado, 27 de octubre de 2012

A través de cinco generaciones




Sobre la saga de los Ibáñez: Hellín en la Historia de la Fotografía.
Presentación de Beatriz Esteban Muñecas y Pedro J. Miguel en el V Encuentro de Historia de la Fotografía en CLM, el 26 de octubre de 2012 en Albacete.

Dedicado a Ana y a Gerardo.

5 comentarios:

  1. Después de ver este trabajo sólo me cabe de decir dos cosas:
    La primera felicitarte por todo lo que has sido capaz de averiguar y plasmar posteriormente en este excelente y emotivo blog
    La segunda darte de nuevo las gracias, pues además de habernos ilustrado en esta apasionante historia has llenado, como nadie sabe bien, ese vacío que la mayoría solemos tener sobre aquellas personas que han permitido que existamos y seamos lo que somos.

    ResponderEliminar
  2. Es muy interesante asomarse a esta ventanita de la historia. ¿Para cuándo una exposición colectiva de los Ibáñez?

    ResponderEliminar
  3. Precioso. Como todo lo que haces/haceis.... e hicieron.
    Un gran resumen para una gran familia.

    Por cierto, se os echaba de menos.

    ResponderEliminar
  4. Julio, gracias por tus palabras. El mérito no es mío, sino de todos los que estáis ahí colaborando, Beatriz Esteban es la verdadera artífice de este vídeo y para ella deben ir todas las felicitaciones. De la historia de los Ibáñez siento que solo conocemos la punta del iceberg, espero que sigamos llenando el hueco.

    María, no sé si algún día habrá exposición sobre la saga, pero si la hay serás la primera invitada, eso sí, tendrás que traer tus patitos!

    Rosario, tu complicidad también se echaba de menos. Me alegro de recuperarla.

    A los tres, gracias por este reencuentro!

    ResponderEliminar
  5. Hoy he vuelto a ver este trabajo y, como cada vez que lo he hecho, me ha emocionado. No sé cómo daros las gracias a ti y a Beatriz, pues soy consciente del tiempo que habréis dedicado a ello que no ha sido poco.
    Ahora, cuando tomo la cámara para hacer una foto, me siento más importante pues sé que por mis venas corre un poquito de esa sangre de la saga de los Ibáñez. ¡Cuánto me habría gustado que mi padre, Luis, hubiera seguido los pasos de su abuelo y bisabuelo! Quizás, entonces, también yo me habría dedicado a la fotografía y el estudio de la calle San Pascual sería mi lugar de trabajo o lo habría trasladado a Barcelona, en donde vivo desde el año 1966.
    Muchisimas gracias a los dos

    ResponderEliminar